Curiosidades

Como bien decía un Irurtzundarra, escribiendo de su pueblo: “La historia la hacen los hombres y el tiempo”.

Irurtzun es un punto histórico, que figura mucho en las crónicas del antiguo reino Pirenaico. Don Sancho el Fuerte, redimió casi todas sus contribuciones a un tributo único mediante el pago de 1.000 sueldos anuales. En documento antiguo de Comptos Reales, se denomina a Irurtzun: “IRITHURGHI” que quiere decir: Fuente-Ciudad.

Pero dejemos la historia antigua; centrándonos en otra más reciente, contemporánea todavía: Décadas de los años 30, 40 y 50.

AGRICULTURA: Irurtzun, por su sitio estratégico (nudo o cruce de caminos), no dispone de mucho terreno para cultivar; no obstante unas 10 familias, unas en propiedad, otras en renta; se dedicaban a la labranza. Se cultivaba mayormente cereal, maíz, patatas y habas. Existían en el pueblo 5 eras donde se trillaba con trillo, antes de aparecer las trilladoras, había alguna con suelo de cemento.

Entre los años 40 al 52, se vivió el racionamiento. No existía comercio libre para los alimentos de primera necesidad, y había que auto abastecerse para todo el año. Funcionaba el estraperlo, y cada uno hacía lo que podía para subsistir. Era familiar hablar del “Cupo”, “La cartilla de racionamiento”, “Cédula personal”, y no muchas veces manejar “ochenas” y “cuatrenas”.

El disponer de trigo, significaba tener harina, menudillo, pan. Los otros cultivos eran complementos para los animales.

Había que disponer también de prados (hierbines) a fin de tener cosecha para en el invierno dar a los animales.

GANADERÍA: Las familias que tenían labranza, también poseían sus vacas y cerdos, ello suponía que vendían terneros y gorrines en las ferias; incluso alguna yegua por el monte. El resto, al ser todas las casas tipo caserío, se disponía de cuadra en la parte de abajo, donde tenían animales para auto abastecerse de carne.

MONTE: Recogido en el Facero que es compartido con el vecino pueblo de ETXEBERRI.

SITUACIÓN ESTRATÉGICA: Irurtzun, lugar privilegiado, al ser encrucijada de caminos. Nacido a la vera de cuatro carreteras, y hubo un tiempo que tenía 2 estaciones de ferrocarril. Del Norte y el Plazaola. 2 ríos discurren cerca de el haciéndose 1 muy próximo a Irurtzun.

Mirando nuestro entorno podemos decir que Irurtzun es la llave o puerta de la Navarra húmeda.

ECONOMÍA: Como se ha dicho, al estar en un cruce de caminos (se construyeron caminos reales en 1865), era lugar de paso. Este pueblo en aquellas décadas de las que hablamos y más antiguamente, vivía de y para los días de feria o mercado. Primeramente fueron mensuales, luego quincenal (1792-1921), pasó a decenal (1921-1945). Finalmente semanal, todos los martes. El Plazaola, le inyectaría en 1914 nueva vida, para alcanzar el máximo esplendor entre los años 1925 a 1936.

Era un mercado ganadero de los más importantes del Norte de España (gorrines, terneros y caballos). Aquí coincidían tratantes, Castellanos, Leoneses, Aragoneses, Catalanes, Levantinos, y por supuesto Guipuzcoanos y Navarros, amén de los locales. Mercados que albergaban la concurrencia de entre 1.000 y 1.500 personas.

Día que en la escuela era la mañana muy corta, ya que muchos de los chicos tenían su labor en el día de feria, una de ellas era el vender el periódico a viva voz por el recinto del mercado. Se vendían hasta 4 periódicos distintos.

Para los ganaderos y caseros de los alrededores, el martes era su día de fiesta y había que ir a Irurtzun.

En esos años Irurtzun oscilaba entre los 400 habitantes, sin embargo contaba con estos servicios:

  • 7 Tiendas.
  • 1 Carnicería.
  • 1 Charcutería.
  • 7 Casas que daban comidas.
  • 1 Fonda con habitaciones.
  • Estanco.
  • Estafeta de correos.
  • 2 Bares (Para las ferias se habilitaban 2 más).
  • 2 Cafés.
  • Farmacia.
  • 3 Ferreterías.
  • 2 Panaderías.
  • 2 Estaciones de ferrocarril.
  • Excelentes comunicaciones con Pamplona/Iruña- Vitoria/Gasteiz-Bilbao- Donosti.
  • Oficina de Acción Sindical.
  • Servicio del Granero para recoger el trigo.
  • Cuartel de la Guardia Civil.
  • Sereno.
  • Alguacil.
  • Médico.
  • Maestros.
  • Cine.
  • Veterinario.
  • 1 Matadero.
  • 2 Gasolineras.
  • 1 Centralita de teléfono.

Como Industria en aquellos años se puede nombrar, la Fábrica de harinas, que a parte de moler el trigo mediante el agua, también era salto Hidráulico que abastecía a Imoz. Río abajo existía otro salto Hidráulico que abastecía a Irurtzun y la Barranca. Solamente para la luz, no se podía enchufar las “radios”. Mención también para la Tejería y la Fábrica de Gaseosas.

En la Década de los 50 nació I.N.A.S.A. Que había de dar un vuelco en todos los aspectos al pueblo.

Para tan pocos habitantes, merece la pena nombrar los oficios que había en el pueblo.

  • Hojalateros.
  • Cesteros.
  • Herreros.
  • Zapateros.
  • Tratantes.
  • Albañiles.
  • Carpinteros.
  • Peluqueros.
  • Panaderos.
  • Transportistas.
  • Alpargateros.
  • Sogueros.
  • Sastres.
  • Cogedoras de puntos de medias.

La mayor parte de la actividad en el pueblo, era pues, de y para los días de feria, en los que también tenían despacho Dentistas, Abogados y Notarios,que llegaban de Alsasua y Pamplona. Acudían al pueblo 6 o 7 Autobuses abarrotados de gente con sus bultos con los géneros que iban a vender, y otros a comprar. Para recordar, es el autobús que era la mitad para viajeros y la otra mitad habilitada para gorrines.

Existían unos 17 puestos cubiertos donde se vendían diferentes géneros. Y otros que ponían sus géneros en la calle, o los porches de la farmacia; y en la plaza del mercado o de la verdura. Había hasta dos puestos de vino. La Alhóndiga y otro.

Cuando no existían los camiones, los gorrines salían de Irurtzun en vagones del tren.

Donde se juntaba más gente era en la amplia plaza de los cerdos, construida estratégicamente en terrazas para poder acceder con los carros, rodeada de “cambretas” donde se metían los gorrines previo pago de un canon.

En un lateral, abajo, de esta plaza se colocaba el ganado caprino-lanar. Donde antiguamente existía un “Botxategui”.

Detrás del Frontón estaba el lugar designado para el ganado vacuno y caballar.

Es lógico que entre tanta gente y después de comer bien, tomar café, copa y puro, saliesen los más dispares retos o apuestas, se viviesen miles de anécdotas. El Frontón era el lugar donde se dilucidaban muchos desafíos, para el deleite de los espectadores.

CURIOSIDADES:

En el año 1945, en el pueblo había 2 camiones. 2 camionetas y 3 coches (Gasolineras 2).

Pueblo muy ligado al 2: 2 Hermanas, 2 curas, 2 nogales, 2 Barberías-taberna-alpargatería, 2 Ríos, 2 Sombreros, 2 Capitanes de la Marina mercante, 2 Sordos, 2 Hojalateros, 2 Herreros, 2 Zapateros, 2 Carpinteros, 2 Panaderos, 2 Cafés, 1 Frontón, 1 Trinquete.

Es digno de mención, la fama que ha tenido la “Chistorra” de Irurtzun, tanto para la gente de paso, como para mandar encargos todos los días a Guipúzcoa.

Chascarrillos, vivencias y anécdotas: miles; por no pecar de defecto, cada uno contamos las que sabemos y así no faltamos con nadie.

Personajes famosos: Un montón, unos por una cosa, otros por otras; pero no vamos a nombrar a nadie, ya que había tantos que seguro nos dejábamos algunos.

El año 1954 un incendio arrasó 8 viviendas; que en su lugar surgió la primera edificación con alturas en Irurtzun.

Si hay de destacar al Tren del Plazaola, tren también arraigado en Irurtzun mientras existió. En 1914 se inauguró el tren que unía a Pamplona con San Sebastián, se realizó con un presupuesto de 13 millones de pesetas. En 1929 el tiempo empleado en llegar a San Sebastián era entre tres horas y media a cuatro. En Autobús era más barato y menos tiempo. En 1953 después de unas inundaciones que destruyeron parte del trazado, no se repuso y dejo de existir el Plazaola.

Fue a partir de la década de los 60 cuando la feria o mercado entró en decadencia. Aunque los lugareños de los alrededores visitan Irurtzun los martes.

FIESTAS: El Patrón del pueblo es San Martín; por lo tanto sus fiestas eran el 11 de Noviembre, que no pasaba más allá del Acordeonista y algún partido de pelota, si el tiempo lo permitía. Debido al mal tiempo, las fiestas se trasladaron a ser por Trinidad. En las décadas de los 50-60, eran concurridísimas; sobre todo el Domingo y el día del Corpus (siempre último día).

ROMERÍAS: El Domingo antes de la Trinidad (Fiesta movible), se acudía a San Miguel, donde el Concejo daba los garbanzos de la comida (a un miembro de cada familia). El Lunes de Trinidad, se ascendía a la Ermita del monte Erga, vigilante de Irurtzun por excelencia. La Efigie del San Miguel de Aralar, la traían los de Irañeta; al bajar, el Ángel era recibido con bandeos de campanas y la adoración era multitudinaria.

También se acudía con el Ángel a la ermita del la Virgen de Oskía, y en la posada de Erroz el Concejo también daba garbanzos. El día de Santiago, se acudía a la ermita de Santiago Txasperri. El día de Santa Ana, se iba en procesión hasta la Ermita de Santiago y Santa Ana, enclavada justo al empezar el desfiladero de las Dos Hermanas.